Marco Fidel Suárez - Biografía

Pinear! Menea este post


Marco Fidel Suárez nace el 23 de abril de 1855 en Hatoviejo (Actual Bello) Antioquia, Colombia. Proveniente de un hogar humilde, fue hijo de una lavandera llamada Rosalía Suarez y tuvo una hermana llamada Soledad. Suarez ayudaba a su madre vendiendo galletas antes de ir a la escuela. En 1869 y por medio del sacerdote Joaquín Bustamante entró en el Seminario Conciliar de Antioquia y allí, unos años después, empezaría a dictar clases a la vez que estudiaba. En 1876 se dispuso para estudiar Derecho y Teología, pero la guerra civil intervino en el Seminario y este fue clausurado. Trabajaría entre 1877 y 1878 como tutor de la escuela de Varones de Hatoviejo pero debido a los levantamientos conservadores en Antioquia de 1879 (de los que él haría parte), perdió su trabajo y decidió viajar a Bogotá para trabajar en el Colegio del Espíritu Santo como profesor. En 1881 presentaría su “Ensayo sobre la Gramática de Don Andrés Bello”, ensayo que lo situó en la esfera de los intelectuales de Colombia. Durante un año ejerció como director de la Biblioteca Nacional en remplazo de Miguel Antonio Caro y luego como copista de José Rufino Cuervo. En 1885 publicó sus “Estudios Gramaticales”, y ese mismo año ejerció como secretario general en el ministerio de relaciones exteriores. En 1891 fue ministro de relaciones exteriores de los presidentes Carlos Holguín y Miguel Antonio Caro. En 1894 publicó “Rafael Núñez y Carlos Holguín” y en agosto del año siguiente se casó con Isabel Orrantia, con quien tuvo una hija y un hijo.

Suarez fue nombrado ministro de instrucción pública por Manuel Antonio Sanclemente y en mayo de 1899 fue ministro de Hacienda. Su esposa muere en 1901 y Suarez no se volvería a casar. Al ser derrocado Sanclemente por José Manuel Marroquín, Suarez renuncio al ministerio de hacienda y se dedico a la academia. Entre 1902 y 1904 hizo parte de la Academia Colombiana de Historia y de la Academia Antioqueña de Historia. Años después, en 1910, publicó “El Castellano de mi tierra”. Para el gobierno de Carlos Eugenio Restrepo, Suarez fue nombrado ministro de instrucción pública y director del partido conservador en 1912. En 1914 fue presidente del senado y durante el gobierno de José Vicente Concha, Suarez fue nombrado primer designado y ministro de relaciones exteriores. Se presentó como candidato para la presidencia de la república en 1917 y al año siguiente fue elegido para suceder a José Vicente Concha, habiendo vencido en las urnas a Guillermo Valencia y a José María Lombana.

La economía se encontraba en mal estado como resultado de la guerra mundial que acababa de terminar. Suarez logró restaurar parte de la economía con la sanción del impuesto sobre la renta, que a su vez permitió la construcción de carreteras en la costa atlántica y en Santander. Con motivo de la celebración del centenario de la Batalla de Boyacá, hubo un levantamiento de artesanos liberales que protestaban, en un principio, por la compra de unos uniformes para las tropas que desfilarían el 7 de agosto. Solucionado el problema con los líderes de la protesta, el resto de artesanos aprovecharon la oportunidad para criticar la falta de atención del gobierno a sus necesidades. Los artesanos reunidos a las afueras del palacio de Nariño empezaron a atacar a los policías y uno de ellos disparó contra la multitud, matando a varios de los protestantes. Este episodio fue importante para la renuncia de Suarez dos años después, pues fue el punto de partida de los liberales para hacer fuerte oposición al gobierno, llegando a no dar su apoyo en temas de carácter urgente. El 8 de agosto de 1919 Suarez creó mediante el decreto 1667 la Cruz de Boyacá, un honor otorgado a oficiales por su servicio a la patria, que en la actualidad se otorga por igual a civiles y militares sobresalientes.

El 17 de septiembre hubo una manifestación para exigir la renuncia de Suarez. Allí se encontraban como lideres Eduardo Santos y Laureano Gómez. Por otra parte, la aviación en Colombia comenzó el 5 de diciembre de 1919 con su reglamentación y la posterior creación en julio de 1920 de la segunda aerolínea del mundo y primera del continente llamada Scadta (Avianca en la actualidad). Contrató además una misión francesa que fundaría la Academia Militar de Aviación. El vuelo inaugural tuvo lugar en la sabana de Bogotá, entre Fontibón y Bogotá. En materia de salud y a raíz de la pandemia de 1918, se creó el laboratorio central de higiene. Suarez renunciaría debido a la crisis económica que afrontaba el país y a la ratificación del tratado Thompson-Urrutia, firmado en 1914, y que indemnizaba a Colombia por la perdida de Panamá. En ese momento, los liberales, que querían llegar al poder, se oponían a cualquier medida que pudiera dar más poder al partido conservador. Así, los 25 millones de dólares que garantizaba el tratado era lo mejor que le podía pasar a la economía colombiana y de paso a la clase dirigente, pues muy pocos funcionarios públicos recibían sueldo por su trabajo, al igual que los maestros y las huelgas eran continuas. Suarez renuncio el 9 de noviembre de 1921, haciéndose efectiva el 11 del mismo mes, y fue sustituido por Jorge Holguín, quien terminaría su mandato constitucional. Entre 1922 y 1923, dedicó su tiempo a defenderse de las acusaciones de Laureano Gómez, uno de los mayores críticos de su gobierno. A partir de 1924 publicaría una serie de artículos después recopilados como “Los sueños de Luciano Pulgar”. En 1925 sería miembro de la comisión asesora de relaciones exteriores y aunque fue nombrado ministro de relaciones exteriores al año siguiente durante el gobierno de Miguel Abadía Méndez, Suarez no aceptó el cargo. Marco Fidel Suarez muere el 3 de abril de 1927 en Bogotá.
 
Blogging tips